Llevando servicios educativos y de salud a los barrios pobres de Brasil

2017

Los docentes de Universidade Anhembi Morumbi (UAM), André Hinsberger y Vívian Angélica dos Santos Malva, se refieren al programa que dirigen en las favelas brasileñas como esfuerzos de “formación ciudadana”, más que simplemente un servicio comunitario. Al involucrar a sus estudiantes de naturología de UAM, no solo están llevando ayuda y cuidados básicos a los habitantes de las favelas, sino que también están formando a sus estudiantes en mucho más que solamente las competencias de su profesión. Esta forma de servir ayuda a los estudiantes a ser mejores ciudadanos.

El centro que los dos docentes operan en asociación con UAM se llama Casa do Zezinho y brinda servicios integrales de salud y educación a la comunidad, incluyendo servicios de acupuntura, meditación, yoga y psicología. Los estudiantes de la UAM realizan más de 1,500 consultas al mes.

“Nuestros estudiantes aprenden que todos somos parte del ambiente en que vivimos y llegan a sentir que el cambio social comienza con ellos”, dijo Hinsberger. Desarrollar esta mentalidad influyó grandemente en Vívian Angélica dos Santos Malva, quien ahora se desempeña como profesora de naturología aplicada en UAM, donde anteriormente estudió. Durante sus estudios sirvió en Casa do Zezinho, y fue aquí donde tuvo su primer contacto con un paciente verdadero. El trabajo que el centro realiza se convirtió en una de sus pasiones y, cuando se convirtió en docente de UAM, también empezó a supervisar a los estudiantes que trabajan en la clínica.

Casa do Zezinho lleva más de 20 años en funcionamiento y continúa estableciendo nuevas alianzas con diversas instituciones, incluyendo el gobierno brasileño, grandes corporaciones y otras ONGs. Pero para Hinsberger y dos Santos Malva, siempre será muy importante que sus estudiantes aprendan los principios clave de la formación ciudadana mientras aplican sus conocimientos para servir a su comunidad.